CALVIN, desarrollo tecnológico pensado para el aprendizaje de los niños en programación

MacondoLab de la Unisimón, se ha caracterizado por apoyar iniciativas tecnológicas que aporten al desarrollo y crecimiento de Barranquilla y de Colombia. Es así, como llega un nuevo integrante a MacondoLab, se trata de un robot que permite enseñar programación a cualquier persona, sobre todo a los niños y niñas, hace parte de las denominadas herramientas STEM, que sus siglas traducidas de inglés a español son Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas. STEM es una tendencia mundial que tiene por objetivo promover la enseñanza en las cuatro áreas mencionadas anteriormente.

Con Calvin mientras se aprende a programar se podrán desarrollar habilidades como pensamiento lógico, análisis, solución de problemas y creatividad.

Esta idea fue desarrollada por Ángel Escobar, estudiante de quinto semestre de Ingeniería Mecatrónica de la Unisimón, “en MacondoLab pude darle una mejor dirección a esta idea hasta el punto de poder hacerla realidad, contamos con asesorías para el desarrollo de esta tecnología que permitieron realizar 11 versiones, de las cuales cuatro han tenido éxito funcional, actualmente estamos trabajando con la versión 11 de Calvin y planeamos seguir mejorando esta tecnología”.

Uno de los diferenciales que tiene este desarrollo, es que fue pensado para el crecimiento de los niños y niñas, así mismo de inculcarles la importancia ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas a través de una plataforma didáctica.

“Cuando empecé programación me surgió una inquietud en cómo podía ayudar a las demás personas para iniciar en el mundo de la programación, a partir de ese momento pensé en asociar la tendencia STEM a esta idea para tener un componente de aprendizaje tecnológico”. Puntualiza Ángel.

Esta tecnología es bastante intuitiva y divertida, mientras los niños y niñas juegan y realizan diferentes actividades con Calvin, podrán ir desarrollando habilidades mencionadas anteriormente como pensamiento lógico, análisis, solución de problemas y creatividad; a la vez podrán comenzar a relacionarse con el mundo tecnológico y la utilidad de este en su vida.

Calvin puede encontrar una ruta de un punto a otro, evadir obstáculos, poder transportar objetos, seguir líneas, entre otros. Con esto se integrarán las actividades lúdicas para que los niños y niñas puedan utilizar la tecnología.

Este desarrollo tecnológico ha contado con el apoyo de la Dra. Paola Amar, vicerrectora de Investigación, Extensión de Innovación de la Unisimón, así como de Reynaldo Villarreal, director de Tecnologías de MacondoLab, el profesor Carlos Ochoa, director del Programa de Ingeniería Mecatrónica, y el profesor Jheifer Páez, quien hace parte del laboratorio de tecnología de MacondoLab.

Actualmente, el equipo desarrollador de Calvin se encuentra en negociación con clientes de talla nacional para la masificación de esta tecnología, y próximamente planean incorporar inteligencia artificial a Calvin mediante el Centro de Investigación – Audacia de Unisimón.