Mercados comunitarios digitales, una nueva alternativa para la reactivación de las economías de barrio

Creado por: Karen Sánchez el 28 de Octubre de 2020 a las 12:37



Quipu Market son mercados comunitarios digitales que visibilizan la oferta de productos y servicios locales y facilitan el comercio sin dinero.
• La plataforma comenzó a implementarse en Villas de San Pablo (Barranquilla) junto con Fundación Santo Domingo y el BID Lab.
• Actualmemte estan buscando más socios institucionales para llevar los mercados Quipu a más barrios de la región caribe.

           
Empresa seleccionada en Probeta – Una nueva realidad de la Alcaldía de Barranquilla y liderado por MacondoLab de Unisimón, fue creado por cinco estudiantes de Maestría en Planeación Urbana de Massachussets Institute of Technology (MIT). En el 2018, ganaron una competencia del MIT Media Lab llamada “Transnational Innovation Alliance”. “Con ese primer fondo, se comenzó el proceso de investigación, y llevó a cabo una alianza con la Fundación Mario Santo Domingo para trabajar en uno de los macroproyectos desarrollados por esta entidad. El proceso de ideación se realizó en el barrio Villas de San Pablo (Barranquilla) utilizando una metodología llamada “Investigación y Acción Participativa” mediante la cual, junto con un grupo de empresarios de la economía popular, se recopiló información sobre la economía del barrio, se analizaron los datos y se comenzó a diseñar una plataforma digital (hoy llamada Quipu) que responde a los principales desafíos detectados del diagnóstico comunitario”. Explica Mercedes Bidart, fundadora de Quipu Market.

La mayor parte de los habitantes de los barrios populares genera sus ingresos mediante actividades de autoempleo. Con frecuencia las actividades están orientadas a la venta de bienes y servicios informales y toman un papel central en aunar las capacidades innovadoras y emprendedoras en los barrios, generando una fuerte identidad y red comunitaria.

Mercedes y su equipo vieron una necesidad en las problemáticas de las economías de barrio en América Latina, lo que los inspiró a crear Quipu. “Creemos que las economías de barrio pueden crecer si nos basamos en su potencial: acceso a teléfonos inteligentes, y una gran identidad comunitaria y de lugar”. Contextualiza Bidart.

Los principales usuarios de Quipu Market son empresarios de la economía informal, habitantes de asentamientos informales y barrios populares. La mitad de los beneficiarios viven con menos de un salario mínimo (US$269). En su mayoría, son mujeres con negocios que no son visibles ya que venden desde sus casas y pueden ofrecer todo tipo de bienes y servicios: comida hecha, zapatos confeccionados, carnes y verduras, productos de aseo y papelería, así como servicios de salones de belleza, lavandería, reparación de computadoras, etc. A pesar de generar grandes ecosistemas al margen de la economía principal de las ciudades, estos empresarios, carecen de herramientas para visualizar su oferta y crecer su negocio.

Los mercados comunitarios digitales como Quipu, facilitan e incrementan el comercio en barrios, aumentando el ingreso disponible y garantizando formas efectivas de generación y retención de riqueza compartida localmente. Mediante estos mercados locales trabajadores/as de la economía informal y/o formal, pueden crear su perfil de negocio y listar sus productos o servicios, permitiéndoles vender y comprar localmente.
Los mercados locales Quipu incentivan transacciones localmente y brindan liquidez monetaria mediante un sistema de intercambio que utiliza vales digitales. Estos funcionan como un sistema de crédito mutuo que permite realizar transacciones sin necesidad de contar con dinero, siendo más eficiente que el trueque, e incrementando la capacidad de compra dentro y fuera del barrio.
Algunas transacciones que hoy suceden en pesos o que no suceden por falta de liquidez monetaria, se pueden realizar por este sistema de intercambio. En consecuencia, tienen una funcionalidad de intercambio y no de acumulación y no existe la posibilidad de cambiarlos por pesos u otro mecanismo tipo cash out.


Los vales digitales también incrementan el poder de compra y ahorro de los usuarios, ya que pueden liberar pesos para afrontar gastos externos a su comunidad como transporte, educación, etc. Pueden dinamizar las economías con estímulos para los que realizan transacciones, por ejemplo, con incentivos como recibir QUIPUS. De igual manera, después de cada transacción los usuarios pueden calificar los productos, a los compradores y vendedores, con lo que hay también una retroalimentación para mejora en la calidad de los productos y servicios ofrecidos, que genere posteriormente una mayor demanda.

Uno de los grandes beneficios que tiene esta plataforma es que con Quipu los pequeños negocios de barrio pueden ser visibles en su comunidad y comprarse y venderse entre sí incluso si no tienen suficiente dinero. También, al utilizar Quipu, generan información de su negocio que les permite mejorar la administración para aumentar sus ventas, así como comenzar a crear un historial crediticio que les puede abrir puertas a servicios financieros más justos.

“El piloto de Quipu es posible gracias al apoyo del BID Lab, quien nos seleccionó como el primer prototipo de innovación en Colombia, y a la Fundación Santo Domingo, quien nos acompaña en la primera comunidad y en su escalabilidad a otros barrios del país”.  Puntualiza Bidart.

Como parte de la escalabilidad, han lanzado una convocatoria llamada “Barrios Quipu” que invitó a organizaciones sociales, gobiernos y microfinancieras a llevar Quipu a los territorios donde trabajan. Una de las buenas noticias, es que hoy cuentan con 20 organizaciones que enviaron una solicitud de interés para  implementar Quipu en sus comunidades. Antes de finalizar el año, esperan seguir buscando aliados estratégicos para unirse a esta iniciativa. Mercedes está convencida que La pandemia puso en evidencia que digitalizar es urgente para todos. Como resultado de esto, 4 de cada 10 colombianos cambió sus hábitos de compra al comercio en línea. Pero este incremento, beneficia a quienes tienen presencia online. Y en su mayoría, quienes viven del día a día no tienen lugar en plataformas de comercio online por su sofisticación y alcance.

“Visibilizar y conectar la oferta y demanda de proximidad, generando una herramienta que ayuda a los micronegocios informales a aumentar sus canales de venta dentro de su alcance geográfico.; donde el vendedor de aguacate, la cocinera de sancochos, la manicura y el reparador de lavarropas, tienen un lugar en el mundo digital. Y pueden contar con más información de demanda del mercado y comportamiento de su negocio, para tomar mejores decisiones de manejo de su unidad productiva”. Con esta propuesta estamos seguros que desde Quipu le apostamos a la reactivación económica, finaliza Mercedes.

Mercedes y sus socios trabajan para seguir creciendo y ayudar a las personas más vulnerables, es por eso que están seguros que Quipu llegó para quedarse y además revolucionar los servicios financieros para el sector informal. Su mayor anhelo es diseñar productos a la medida de las necesidades de los pequeños negocios que dan vida a las economías de barrio; la tecnología es una herramienta clave para dinamizar y potenciar las economías barriales.

Este equipo de cinco co-fundadores, desde que decidieron emprender sabían que debían de formar una empresa con sentido social. Marcedes añade que, “cada uno tiene diferentes experiencias y capacidades en distintos países de América Latina. El camino del emprendedor es muy difícil, es una montaña con obstáculos, no hubiésemos llegado a lo que somos hoy de no haber sido por empezar el camino del emprendimiento juntos. Lo fundamental para poder emprender en equipo es compartir el propósito y a nosotros nos une la pasión por construir una economía más justa”.

Además de sus alianzas con la Fundación Santo Domingo, la cual les permitió comenzar a operar, firmaron acuerdos recientemente con Fundación NU3 y Fundación Acesco, estararán implementando en tres comunidades con su apoyo. Uno de sus propróopósitos es seguir buscando colaboraciones pero su prioridad es que sea de la región Caribe.
Este año a pesar de la pandemia, ha sido de aprendizajes y grandes noticias, en el mes de octubre, los llamaron para ser seleccionados como uno de los tres ganadores de Visa Everywhere Initiative LAC. Jurados expertos eligieron a Quipu como una de las startups más innovadoras, de 300 postulantes de américa latina y el caribe. Esto les permite explorar colaboraciones con Visa a nivel regional.


Si quieres conocer más acerca Quipu Market yde la convocatoria barrios Quipu ingresa a: https://www.quipumarket.com/?lang=es